Las píldoras de la felicidad. Pan para hoy, hambre para mañana.

Son muchas las noticias que en los últimos años se han publicado alegando una relación casi causal entre la crisis económica y los trastornos del ánimo, tales como el de ansiedad o el de depresión con un final de suicidio en algunos casos. De forma paralela, los estudios dicen que en esta última década el consumo de antidepresivos y ansiolíticos ha aumentado exponencialmente. ¿Existe una relación tan directa entre crisis económica, trastorno del estado del ánimo y consumo de psicofármacos? La realidad es que no. Las investigaciones relacionan el aumento de cuadros depresivos y ansiosos, y el consecuente consumo de psicofármacos, principalmente con una mejora en el diagnóstico en atención primaria.

Los antidepresivos y ansiolíticos, como fármacos psicotrópicos que son, generan cambios en el Sistema Nervioso Central alterando los niveles de activación corporal, el estado emocional, el estado de conciencia y el comportamiento de las personas que hacen uso de ellas. ¿Son todo beneficios los que conllevan? Pues a pesar de lo que parece, los ansiolíticos tienen una gran capacidad adictiva física y emocional al requerir de un aumento de dosis progresiva para la consecución de los mismos efectos. En el caso de los antidepresivos, ejercen una fuerte dependencia emocional, pues las personas consumidoras, muestran gran miedo de dejarlos y regresar al cuadro original.

¿Si no son tan beneficiosos éstos fármacos cual es la razón de su fácil obtención o de su prescripción?, ¿Si los pacientes acuden a las consultas de atención primaria por problemas de carácter psico- social por qué les recetan medicación, como si de una enfermedad física se tratase?, ¿Se trata de una negligencia de profesionales de la medicina sin recursos para atender el malestar de sus pacientes, o se esconde un interés económico que las farmacéuticas manejan? Lo cierto es que nos encontramos en una cultura occidental donde se evitan las emociones desde el hedonismo, en el que no existe la tolerancia a la frustración y en la que buscamos una solución rápida a nuestros conflictos. Es cierto, los fármacos responden a ello pero, ¿solventan nuestros conflictos internos?

Lo cierto es que gracias a aquellos profesionales de la medicina (bien de atención primaria como del ámbito de la psiquiatría) que prescriben psicofármacos ante cuadros depresivos y ansiosos de tipo leve- medio sin la complementación de una psicoterapia, nos encontramos con una parte significativa de la sociedad con conflictos sin resolver. La realidad es que nos encontramos con una relevante parte de la población que afronta los conflictos de su día a día bajo una estrategia evitativa que los psicofármacos sustentan al disminuir la sintomatología y que esconden su malestar emocional. Sin embargo, no olvidemos que esconder, no es eliminar.

No olvidemos que, como ocurre con el dolor de cabeza o de muelas, el síntoma es lo que molesta, pero en la mayoría de las ocasiones dicho síntoma solo nos avisa de la existencia de un fenómeno disfuncional al que atender. Por ello,no neguemos a esas emociones no tan placenteras, sintámoslas, reflejémoslas y busquemos cuál es su significado y funcionalidad. Esto es, de qué nos quiere advertir, qué debemos modificar y cuál es su intención positiva. Y si no disponemos de forma puntual de la capacidad de gestionar esas emociones porque nos sobrepasan, hagamos usos de los medicamentos bajo la prescripción de un profesional, siempre de forma puntual.

¿Sientes que debes frenar a las píldoras de la felicidad? En Garatu te ayudamos.

__________________________________

Web Garatuhttps://garatupsicoterapia.com/

Facebookhttps://www.facebook.com//garatupsicoterapia/

Twitterhttps://twitter.com/garatupsico

Google+https://plus.google.com/u/2/105669394319561625756

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s